El agresivo marketing del Beaujolais  
http://www.agatur.org/http://www.flytap.com/Espana/es/Iniciohttps://www.airbaltic.com/en-ES/indexhttp://www.xantar.org/http://firaoli.cat/

Expandir | Contraer


Enlaces de interés:

Gourmet Vinos
La Cuina de Catalunya
BB Voyage ? Travel Architects
Viajamos 2
Hotel Sacristia

 «Inicio

El agresivo marketing del Beaujolais

Enric Ribera Gabandé

Uva de la región de Beaujolais

Hay que ver como los más ingeniosos del lugar han ideado un producto de mercado para revolucionarlo y a la vez crear un icono mundial. Si se trata de marketing aplicado a la gastronomía y a los vinos, la ventaja la llevan siempre los franceses. No hay duda al respecto.

Una zona eminentemente productora de vinos, algunos de ellos de calidad en el segmento de los blancos y también los tintos, como es Borgoña, y donde una gran parte de éstos no tienen la garantía suficiente para competir en el difícil sector internacional, surge aquí un prototipo de vino que irrumpe mundialmente el tercer jueves del mes de noviembre de cada año con su esperada y ansiada llegada. Se trata del beaujolais, un vino que yo lo defino como una "cola" sin gas y sin azúcar. Un vino que no deja de ser un elaborado de mesa, un tinto joven y peleón, fruto de una excelente acción de marketing que crearon hace muchos años los vinateros de la región de la Borgoña.

La expectativa es, en el mes de noviembre, todo un acontecimiento internacional, que llama la atención a restauradores, a comerciantes del vino y a la sociedad. Todo ello, con el prisma de ser un boom que ha hecho que estos vinos de batalla se lleguen a vender a unos precios equiparables a buenos reservas de bodegas españoles, franceses y del Nuevo Mundo.

Esta visto y comprobado que el consumidor compra lo que el vinatero quiere. Esto sí, siempre bajo el prisma de un inteligente y agresivo marketing.

E.mail: riberaenric@telefonica.net




https://experience.catalunya.com/
http://turismo.badajoz.es
http://www.kiele.es
http://www.lacuinadecatalunya.com
Inicio Contacto Privacidad