Hotel Casa Sacristía de Santa Ana, pasajes, episodios y personajes históricos de Sevilla  
http://www.agatur.org/http://www.flytap.com/Espana/es/Iniciohttps://www.airbaltic.com/en-ES/indexhttp://www.xantar.org/

Expandir | Contraer


Enlaces de interés:

Gourmet Vinos
La Cuina de Catalunya
BB Voyage ? Travel Architects
Viajamos 2
Hotel Sacristia

 «Inicio

Hotel Casa Sacristía de Santa Ana, pasajes, episodios y personajes históricos de Sevilla

Hospedarse en este prestigioso establecimiento hostelero es sumergirse de facto en las profundidades legendarias de la más fantástica mitología griega y romana

Detalle interior del hotel

Óscar Gago, director

Bodegón de platos

Tras una respetuosa y exhaustiva restauración, en cuyo proceso se han llevado a cabo catas arqueológicas por parte del Departamento de Arqueología de la Universidad, siendo de interés los hallazgos romanos y árabes sacados a la luz y hoy conservados en el Museo Arqueológico de la ciudad, salvo algunos elementos que se exponen en la hornacina del patio como botón de muestra, se ha logrado así acondicionar la casa con los avances técnicos para que se disfrute de una agradable estancia rodeado de una decoración cálida y relajada, cuidando todos los detalles, desde una lencería hecha con tejidos naturales hasta la autenticidad de muchos muebles y elementos decorativos de época, que visten el hotel.

Y todo ello dentro de un entorno arquitectónico auténtico del que hay que destacar su patio central porticado, de tracerías mudéjares con añadido renacentista de la columnata de mármol como influencia que se impuso en la capital hispalense tras el levantamiento por parte de los Afán de Rivera Duque de Medinacelli, del más famoso palacio sevillano La Casa de Pilatos cuyos patios porticados sirvieron de modelo para el resto de los levantados en la ciudad.

Cabe destacar también como consecuencia de esta estructura de tradición medieval la diversidad de plantas y cubiertas de cada habitación que le hace tener un atractivo particular a cada una de ellas; destacando la habitación del torreón sobre todo por su artesonado mudéjar policromado junto con elementos arquitectónicos barrocos de arcos y pilastras. Éstas, junto con las balconadas del ático rematados por frontispicios hacen una silueta atractiva y distintiva de nuestra fachada.

Y privilegiado en segundo lugar por poder asomarse en sus balcones a la más antigua y emblemática plaza de Sevilla, La Alameda de Hércules, que le hará sentir la naturaleza en el mismo corazón de la ciudad. Tendrá la posibilidad además de recorrer a pie su extenso casco histórico; visitando sus innumerables monumentos artísticos al tiempo que disfrutar y sentir el palpitar cotidiano de una ciudad cosmopolita llena de atractivos comerciales y acontecimientos culturales; y no digamos de sus fiestas primaverales, Semana Santa y Feria.

Interior del hotel

Detalle del hotel

HISTORIA

Urbanizada en 1574, la Plaza de La Alameda de Hércules es el mayor paseo de la ciudad de Sevilla, cercano por un lado al río Guadalquivir, circundando con el famoso barrio de la Macarena por el opuesto y muy cerca del centro comercial de la ciudad.

Posteriormente en 1578 adornó un extremo con enormes columnas de un antiguo templo romano y colocó una estatua encima de cada una, por una lado a Julio César (restaurador de Hispalis) y Hércules fundador de la ciudad. En el otro extremo, en la segunda mitad del XVIII, se colocaron otras columnas terminadas con leones y escudos que representan a España y Sevilla.
Actualmente, en la calle que fue dedicada al conde de Barajas se encuentra la que fue casa de Gustavo Adolfo Bécquer.

El establecimiento, Hotel Sacristía de Santa Ana, enclavado en el popular paseo al que da nombre el susodicho héroe mitológico, La Alameda de Hércules, ha recreado en cada una de sus veinticinco habitaciones situaciones, pasajes, episodios, personajes, relacionados con sus famosos doce trabajos. Hércules era el nombre en la mitología romana del héroe griego Heracles, siendo una metátesis (cambio de lugar de los sonidos dentro de la palabra, atraídos o repelidos unos por otros) del original. Era hijo de la mortal Alcmena (el poder de la luna), hija de Teseo, y gracias a unas irrepetible cosecha de hazañas se convirtió en dios.

VERSION GRIEGA

Los romanos adoptaron la versión griega de su vida y trabajos sin cambios esenciales, pero añadieron detalles anecdóticos propios, algunos de ellos relacionando al héroe con la geografía del Mediterráneo occidental. Los detalles de su culto también fueron adaptados a Roma.

Los doce trabajos de Hércules o Heracles son una serie de arcaicos episodios relacionados entre sí por una narración continua posterior, sobre la penitencia llevada a cabo por el mito. Los enfrentamientos ante feroces animales y bestias otorgan al relato carácter épico. La fijación de un ciclo fijo de doce trabajos era atribuido por los griegos a un poema épico (hoy perdido) escrito por un tal Peisandros de Rodas, quizás sobre el 600 antes de Cristo.

Tal como se conservan, los trabajos de Hércules no se narran en ningún lugar único, sino que deben ser recompuestos a partir de muchas fuentes. No hay una forma única de interpretar los trabajos, pero seguramente seis estaban situados en el Peloponeso, culminando con la rededicación de Olimpia, y los otros seis, parte de la misma secuencia, llevaron al héroe mucho más lejos. En cada caso, el patrón era el mismo: Heracles o Hércules era enviado a matar o conquistar, o a buscar para el representante de Hera Euristeo un animal o planta mágicos. Baluartes de Hera y Entradas al Otro Mundo.

En sus trabajos, Heracles era a menudo acompañado por su amigo (un erómeno), según algunos Licimnio y según otros su sobrino Yolao. Aunque se suponía que sólo tenía que realizar diez trabajos, esta ayuda hizo que tuviera que afrontar dos más. Euristeo no tuvo en cuenta el trabajo de la Hidra (donde Yolao le ayudó) ni el de los establos de Augías (porque se le pagó a cambio o, según otras versiones, porque fueron los ríos quienes hicieron el trabajo), por lo que ordenó dos más, haciendo un total de doce. Alojarse, por lo tanto, en el Hotel Sacristía de Santa Ana supone, de facto, sumergirse en las profundidades legendarias de la más fantástica mitología griega y romana…

Ámforas decorativas

Una copa de diseño de la casa

HABTIACIONES CON NOMBRES HISTÓRICOS

Habitación 208 – Nemea: Nemea es famosa en la mitología griega por habitar en sus bosques un famoso león que fue muerto por Heracles como el primero de sus famosos doce trabajos.

Habitación 209 – Lerna: Región de manantiales cerca de la costa oriental del Peloponeso, al sur de Argos, conocida principalmente como guarida de la Hidra de Lerna, la serpiente acuática de múltiples cabezas, a la que Heracles mató en el segundo de sus trabajos.

Habitación 210 – Emiranto : Nombre que en la antigüedad se le daba al actual monte Olonos, en la Arcadia. Albergar, según la mitología griega, un monstruoso jabalí cuya captura fue el tercer trabajo encomendado a Hércules por su primo Euristeo.

Habitación 301 – Cirineo: En el monte de Cerineo habitaba una cierva con cuernos de oro y pezuñas de bronce. En su tercer trabajo Hércules tenía que capturar a la cierva de Cerineo y llevarla viva a Mecenas.

Habitación 302 – Augias: Rey de la Élide. Como quinto trabajo Hércules es destinado a limpiar sus establos en un solo día.

Habitación 303 – Creta: Lugar donde se desarrolla la séptima tarea de Hércules en la que tenía que capturar al toro que había transportado a la princesa Europa. Recorría Creta exhalando fuego por la nariz y destruyendo todo a su paso. Tras una ardua lucha, Heracles lo apresó y trasladó vivo a Micenas.

Habitación 304 – Diómedes: Rey de Tracia e hijo de Ares poseedor de unas yeguas a las que había enseñado a alimentarse de la carne de sus huéspedes. En su octava tarea Hércules le arrebata las Yeguas llegando a asesinar al mismo Diómedes.

Habitación 305 – Hipólita: Reina de las amazonas, mujeres guerreras que moraban en Asia menor, era dueña de un cinturón mágico que le había regalado su padre, Ares, el dios de la guerra. El Noveno trabajo de Hércules fue obtener el cinturón a petición de Admite, hija de Euristeo.

Habitación 306 – Perseo: Perseo es un semidiós de la mitología griega, hijo de Dánae y Zeus.

Habitación 307 –Megara: Megara o Mégara, fue la primera mujer de Hércules, con la que tuvo varios hijos. Hécules la asesinó junto con ellos, motivo por el que tuvo que purgar su culpa y realizar sus famosos doce trabajos.

Habitación 308 – Cerion: Gigante con tres cuerpos que habitaba en Eritía. El su décimo trabajo Hércules tenía orden de entablar combate con él, arrebatarle sus rebaños y conducirlos hasta Grecia. Durante este viaje Hércules colocó unas columnas que en lo sucesivo se llamarán las columnas de Hércules como recuerdo de su paso por los confines de Europa y África.

Habitación 309 – Espérides: Hijas del ocaso encargadas de cuidar y vigilar el sagrado Jardín de la Hespérides donde crecían las manzanas de oro. Como undécimo trabajo Euristeo manda a Hércules que traiga esas manzanas.

Habitación 310 –Anteo: Gigante hijo de la tierra. Retó a Hércules quien lo derribó tres veces, pero en vano, pues la Tierra, su madre, reanimaba sus fuerzas. Hércules se dio cuenta de ello y lo levantó en vilo e impidiéndole recibir el aliento de su madre lo asfixió.

Habitación 401 – Hesione: Ninfa hija de Jápeto y Clímene.

Habitación .402 – Teseo: Teseo era hijo de Etra y de Egeo, rey de Atenas. Fue el más esforzado de los amigos de Hércules al que deseaba emular.

Habitación 403 – Silvano: En la mitología romana Silvano era el espíritu tutelar de los campos y bosques, Dios que preside sobre los campos y los granjeros, y también se le consideraba protector de las fronteras de los campos.

Habitación 404 – Boario: Zona de la antigua Roma situada en la rivera izquierda del río Tíber, entre el Campidoglio y el Aventino. También se conocía como tal una plaza inserta en la misma zona, en la cual se producía el mercado de animales.

Habitación 405 – Paltino: El monte Palatino forma parte de la llamada Roma Quadrata. Situado entre el Foro y el Campo de Marte constituye una de las famosas siete colinas de Roma. Según la mitología clásica, era también el hogar de Luperca, la loba que amamantó a Rómulo y Remo.

Habitación 407 – Heracles: Nombre de Hércules en la mitología griega.

Habitación 408 - Hércules: Hijo de Zeus, héroe máximo de la mitología clásica.

Habitación 410 – Abentino: Uno de los reyes míticos de Alba Longa, que, según la tradición, fue enterrado en el monte que más tarde llevaría su nombre (Monte Aventino). Se dice que sucedió a Rómulo Silvio. Reinó durante treinta y siete años, y fue sucedido por Procas, el padre de Amulio y Numitor.

Habitación 501- Hera: Esposa de Zeus, reina del Olimpo y enemiga de Hércules durante toda su vida.

Habitación 502 – Himera: Lugar de procedencia del poeta Estesícoro quien describió en un poema llamado Geryoneis, la leyenda de Hércules y Gerión situando al mito en la proximidades de Cádiz.

Durante siglos, analistas y eruditos reclamaron para Hércules, el último hijo que Zeus (cuyo émulo romano fue Júpiter) engendró con mujeres mortales en Grecia, los orígenes de Sevilla. Este, según la tradición, marcó con seis pilares de piedra el lugar donde Julio César fundaría la ciudad. Tan ilustre general romano bautizó a la urbe como Iulia Romula Hispalis. Iulia por su propio nombre, Romula por el de Roma, e Hispalis por estar edificada sobre postes cavados en el suelo.

RESTAURANTE SANTA ANA

Restaurante Santa Ana aporta un toque de distinción a su homónimo Hotel Sacristía, a través de líneas espaciosas, decoración artesanal en paredes y techos, lámparas y mesas vestidas para la ocasión.

La propuesta gastronómica parte de un enfoque característico de la cocina tradicional hasta deconstruirla en infinidad de platos livianos y delicados, excepcionales y deslumbrantes, dietéticos y saludables, la estética de la simplicidad, donde la presentación se transforma en una auténtica obra de arte

COCINA BARROCA

A la cocina tradicional que elabora este singular restaurante Santa Ana, hay que sumar la que ha llevado a cabo durante dos semanas dedicada a la cocina barroca.

El jóven chef, Jesús Dominguez, una promesa hecha realidad, una de las estrellas de la restuaración andaluza, confeccionó para tal ocasión un menú realmente de sorpresa, con detalles que dicen mucho en su favor.

La creatividad, la imaginación y la recuperación de platos de la época barroca se unieron en la mesa de su mano. Jesús preparó para tal ocasión, una crema de almedra, deliciosa, sublime y muy indicada para abri el ágape. Después, un arroz cremoso de cola de toro, donde el sabor peculiar de esta parte de la res se conjugaba perfectamente con la graminea. Le siguió, un carpacio de piña con reducción de vinagre de Módena. Todo ello con apreitivos. Después vinieron los platos fuertes, configurados por una ensalada de langostinos con espinacas frescas, aliño César y nube de Parmesano; atún de Almadraba con reducción de vino tinto y estragón; venado con puré de calabaza y crujientes de boniato; y una torrija caramelizad con helado de vainilla.

La profesionalidad del equipo dirigido por Óscar Gago está a la altura de la categoría del hotel, donde Ricardo Vélez-Bracho, ejerce sus grandes dotes de maitre, en un trabajo impecable de todos los componentes del hotel-restaurante Casa Sacristía de Santa Ana de Sevilla.

Un encuentro con la historia, el arte, la hotelería de diseño, y con los sabores culinarios tradicionales de la capital andaluza.

Hotel Sacristía de Santa Ana
Alameda de Hércules, nº 22
Sevilla 41002
www.sacristiadesantaana.com
info@sacristiadesantaana.com




https://experience.catalunya.com/
http://turismo.badajoz.es
http://www.kiele.es
http://www.lacuinadecatalunya.com
Inicio Contacto Privacidad